Opiniones de Xpender Free

En hoteles, terminales de trenes y autobuses, aeropuertos, clínicas y hospitales, centros de estudio o de trabajo, en todos ellos es posible hallarlas; casi no hay espacio público que carezca de máquinas expendedoras.

En un pasado no muy lejano era impensable que se pudiera hackear una máquina dispensadora de cualquier producto con un dispositivo electrónico; menos aún, que pudiera hacerse con una Tablet o un teléfono móvil.

En aquel entonces, nos parecía cosa de ciencia ficción o un simple truco de los que estamos acostumbrados a ver en las películas de Hollywood; nunca creímos que llegaría a ser una realidad tangible.

Hackear, en el sentido de engañar a una de esas máquinas, siempre se hizo; se lograba llevar a cabo con fichas de metal, cuyas características eran similares a las de las monedas requeridas para echar a andar estos artilugios.

También, como en el caso de los aparatos de Pinball y otros semejantes, era posible lograr hacer que funcionaran engañándolas con un trozo de alambre de acero o con un pedazo de guaya de la que usan los frenos de las bicicletas.

Las máquinas expendedoras se pueden hackear

El crecimiento gigantesco de la tecnología en general, y particularmente de la electrónica y la informática, ha permitido desarrollar artefactos digitales y programas que, combinados, tienden a facilitarnos la existencia.

Pero todo artefacto que funcione con tecnología digital es factible de ser hackeado. Siempre existirá una aplicación que nos permita descubrir la forma como trabaja y la manera de modificar su funcionamiento.

Eso se echa de ver en el hecho de que algunas de las máquinas expendedoras más modernas cuentan con mecanismos cuyo funcionamiento puso al descubierto Matteo Pisani, desarrollador de aplicaciones para Google Play.

Los mecanismos: una pantalla digital con la que seleccionar el producto deseado y una especie de tarjeta de crédito, incorporadas a la dispensadora; además, un programa con el cual se puede pagar desde un dispositivo móvil.

Pisani, hombre de mucha experiencia en seguridad informática, al hackear la aplicación de Android con la que funcionaba la máquina, pudo hallar la forma de modificar su comportamiento y lograr un crédito ilimitado.

Antes de publicar su descubrimiento, Matteo Pisani comunicó su hallazgo a la firma italiana Argenta, fabricantes de la máquina, con la intención de que estos incorporaran a la expendedora una aplicación que resultara más segura.

Hackear o engañar a las máquinas expendedoras

Al pararnos frente a una máquina expendedora de golosinas, bebidas, comida u otro producto, hemos de tener conciencia de que ante nosotros no hay más que un dispositivo que actúa bajo las órdenes de un programa bastante simple.

Si lo que queremos es hackear una máquina de este tipo, solo tenemos que hacerle creer que hemos introducido la moneda apropiada o el billete correcto y luego esperar a que el mecanismo funcione como deseamos que lo haga.

Recordemos que el funcionamiento de un artefacto expendedor es muy sencillo:

  • Introducimos una moneda.
  • Presionamos los números que corresponden al producto deseado.
  • Con los dos pasos anteriores, damos inicio a un recorrido mecánico que efectúa la máquina, el cual culmina, generalmente, cuando nos entrega el producto que hemos elegido.

Xpender Free, una herramienta para hackear máquinas expendedoras

Hay que tomar en consideración que ciertas acciones de hackeo rayan en lo delictual. Forzar a una máquina expendedora a entregarnos de manera gratuita cualquier producto puede ser considerado un robo.

Las instrucciones impartidas acá no persiguen instigar al delito; están concebidos como elementos de información y orientación; nunca con ánimo de promover la delincuencia.

No hay problemas si nuestro celular es Android o iPhone; incluso, tampoco hay dificultades si estamos usando una Tablet. La aplicación funcionará en todos los casos, puesto que solo requiere acceder a la batería de nuestro dispositivo.

Hackear una máquina expendedora con la aplicación Xpender Free es algo bastante sencillo:

  • Se coloca el Smartphone o la Tablet a una distancia menor a 40 centímetros de la posición del teclado de la máquina; se hace así porque el sensor se halla precisamente detrás de este.
  • Se activa en el móvil la opción ‘Magnetic booster’ de la aplicación Xpender Free durante unos 3 o 4 segundos, muy cerca del teclado.
  • Se elige y se teclea el producto que deseamos extraer de la máquina.

¿Cómo funciona Expender Free al hackear una máquina expendedora?

Como sabemos, Expender Free es una aplicación gratuita; funciona de igual manera tanto en un celular como en una Tablet, al aumentar la fuerza electromagnética que genera la batería de estos aparatos.

Esa fuerza electromagnética magnificada es inducida hacia afuera del equipo electrónico en el momento en que se activa la opción ‘Magnetic booster’ de Expender Free.

La máquina expendedora, ante el impacto de la fuerza electromagnética recibida al tener cerca el móvil o la Tablet, inicia su funcionamiento tal como si hubiésemos introducido en su ranura una moneda.

Esta es una manera simple por demás de engañar a la máquina para que nos provea gratuitamente de cualquier producto que ella tenga para ofrecer al consumidor.

Una condición para llevar a cabo el hackeo del aparato expendedor es conocer la manera como se desempeña su mecanismo, de qué forma se activa el proceso que termina con la entrega de la mercancía que guarda en su interior.

El hackeo desde el inicio o cómo ocurre todo

La máquina expendedora tiene la capacidad de ‘leer’ la moneda y determinar si es la correcta. ¿Cómo lo hace?:

  • La máquina posee en su interior un sensor electromagnético.
  • Al introducir la moneda, esta refleja un campo de ondas electromagnéticas que al rebotar es percibido por el pequeño sensor.
  • De esta manera se obtiene la lectura de la moneda.

Pero para que todo funcione de la mejor forma, existe también un programa integrado a la máquina el cual se asegura de que la lectura de la entrada de la moneda se ha hecho correctamente.

Este proceso se puede recrear de modo simulado y engañar a la máquina expendedora activando el sensor de ondas electromagnéticas; ello se logra con un dispositivo móvil capaz de emitir este tipo de señales.

Es en este momento cuando la conjunción de un celular y una aplicación como Xpender Free permiten hackear y activar todo el proceso de funcionamiento de la máquina para que entregue sus bien resguardados bienes.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.