Los tipos de amenazas en informática más peligrosas

Por la integridad y protección de todos los ordenadores, dispositivos móviles, servidores y sistemas operativos, debemos estar no solo al tanto de toda la variación que existen en cuanto virus normales e inofensivos, todo lo contrario, debemos evitar cualquier tipo de amenaza que atente contra nuestra seguridad, información y privacidad.

Para nadie es secreto que cada vez se presentan nuevas amenazas que no solo bloquean archivos o los borran, a veces los hackers delincuentes buscan objetivos que les resulte bastante provechosos económicamente, pues robándoles información preciada estos terminan luego chantajeando para devolver todos los datos al usuario solo a través de un intercambio monetario.

Y es que con tantos avances tecnológicos, prácticamente nadie se salva de que su ordenador se infecte de algún virus, malware, gusano o troyano, sea por que te lo topaste abriendo un enlace cualquiera en una supuesta web segura, o que muy bien pudo haberte llegado un correo con un archivo de descarga que solo termino siendo un dolor de cabeza y pesadilla arruinando todo el sistema de tu ordenador.

El delito cibernético no solo arruina a gente particular común y corriente, también hacen estragos tanto a empresas grandes como pequeñas, lo que quiere decir que son personas bastante inteligentes y saben arruinar y paralizar redes por completo e incluso durante días, lo cual termina por generar numerosas perdidas millonarias para las empresas.

Es por ello que te invitamos a que instales mejores herramientas en tu ordenador que te permitan no solo detectar las amenazas que perjudiquen o dañen tus archivos y sistema operativo, sino que también logren eliminarlas. Sumado a ello, lo ideal es proteger el ordenador de cualquier virus, incluso de aquellos que parecen ser inofensivos.

Conoce las 10 amenazas informáticas más peligrosas

Estos códigos maliciosos o software malintencionados logran colarse con bastante facilidad en los sistemas operativos, dado que siempre llegan a su objetivo a través de descargas de archivos que contengan un mensaje llamativo y donde su tema es bastante común y tentativo como para hacer clic. Ya realizando esta acción puede que te enteres en ese mismo instante, de que tu ordenador ha sido infectado o puede que te des cuenta al pasar de los días (lo cual genera más riesgo).

Veamos a continuación una serie de amenazas informáticas de las cuales siempre debes protegerte a toda costa.

  1. Virus informático: Conocidos por ser los virus más comunes que pueden afectar tu ordenador, incluso se podría decir que cualquier usuario ha sido víctima de ellos, tanto que sea en forma de broma, como también que haga daños millonarios a empresas.

Estos virus acceden a los computadores solo a través de la acción del usuario, quien sin saber les da el permiso para entrar. Además, están diseñados para propagarse e infectar a otros ordenadores por medio de correos electrónicos.

  • Software de seguridad no autorizado: Se debe tener sumo cuidado con estos, pues trabajan de una forma una poco distinta. Estos hacen creer al usuario de que hay un virus informático instalado en el ordenador, para luego posteriormente ofrecer una instalación o actualización de seguridad (incluso llegan a cobrar por dicho servicio). Si accedes a ello, terminaras instalando el virus real que pensabas que estabas eliminando.
  • Los troyanos: Tal cual, presenta la misma semejanza mitológica, estos se cuelan en tu ordenador haciéndose pasar por algo inofensivo, pero solo el usuario es quien tiene el poder de hacerle pasar cuando ejecuta su archivo dañino.

Estos son bastante peligrosos, porque una vez dentro del sistema, este puede guardar todas las teclas que presiones, recauda contraseñas y hasta secuestra tu cámara web.

  • Gusanos: No necesitan una autorización por parte del usuario, ellos son tan escurridizos que terminan multiplicándose y propagándose por toda la red y ordenadores.

Generan lentitud en los servidores y red, incluso tiene la capacidad de colapsarlos y realizar un rendimiento fatal del ordenador.

Asimismo, pueden acceder a tu libreta de contactos y reenviarse a más de 50 contactos, lo cual lo hace una amenaza de gran potencial.

  • Adware y Spyware: Un adware básicamente hace un rastreo de lo que ves y posteriormente empezara a mostrarte anuncios emergentes relacionados con esos temas.

Solo te puedes percatar de el cuando comienzas a ver repetidas veces los anuncios emergentes, los cuales pueden llegar a ralentizar tu ordenador y la velocidad de tu internet.

Por otro lado, el spyware se aloja en el ordenador sin conocimiento alguno. Su misión es recaudar registros de tipo credenciales, usuarios, claves, incluso datos de bancos online, correos y demás, lo cual ya de por si es bastante peligroso y atenta a nuestra privacidad.

  • Phishing: Método de ingeniería social que tiene como finalidad obtener datos de registros completamente confidenciales, como por ejemplo de correos, tarjetas de debido o crédito, usuarios y contraseñas de sitios webs, etc.

Se presenta como si fuera un mensaje de confianza o un enlace hacia algún sitio o descarga que parece confiable, pero que al acceder a el, le estaremos dando acceso a que instale un malware en el ordenador.

  • Rootkit: Se ocultan en softwares que parecen legítimos y que cuando se descarga y se le da permiso para realizar cambios dentro del sistema operativo, esto solo sirve para abrirle la puerta al hacker para que active una especie de control remoto que pueda permitirle tener el acceso a nivel de administración del ordenador.
  • Ataques de hombre en el medio: Son ataques de ciberseguridad que tiene la finalidad de realizar espionaje entre dos objetivos, lo que quiere decir es que puede escuchar conversaciones de terceros casuales y de lo más normales (por supuesto, esto es un delito grave).

Hay que tener en cuenta que la creación y propagación de amenazas informáticas siempre van a ir en aumento, no hay quien pare dichas acciones de los hackers, pero lo que, si podemos hacer, es proteger los ordenadores y dispositivos a través de la instalación de antivirus, establecer protocolos de seguridad, usar firewall, y por último no ingresar a páginas y descargar archivos de dudosa procedencia.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.