qr-mobi-imagen

Lánzate a la vanguardia de la tecnología con esta plataforma para crear códigos QR

Lánzate a la vanguardia de la tecnología con esta plataforma para crear códigos QR

Durante los dos últimos años, la validez y posibilidades de los códigos QR se han disparado en todo el mundo. Ir a un bar, a un restaurante, a una cafetería, incluso a un hotel o a cualquier lugar o establecimiento en el que hubiera información en papeles ha cambiado. Ahora no miramos cartas, no miramos rótulos y no entramos en contacto con elementos que pasen por muchas manos. Ahora, obtenemos esa información con nuestros teléfonos móviles, leyendo códigos QR.

Estos códigos, compuestos por una combinación de formas geométricas que alternan el blanco y el negro, conforman un idioma universal que permite a cualquier dispositivo y a cualquier persona acceder a toda clase de experiencia. Todo lleva a la tecnología de por medio, todo sirve para mostrar, para ampliar las posibilidades del mundo que nos rodea y, por supuesto, para hacer que un negocio gane en posibilidades, en alcance, en facilidades y en seguridad para los usuarios.

QRty te lo pone fácil con tus códigos QR

Pero, ¿cómo puedo hacer codigos qr? Ahora que se han convertido en un vehículo de comunicación esencial entre personas y negocios, saber darles forma para llevar a lo que deseas, o incluso para que destaquen por su estética, es esencial. No todo el mundo saber hacer estos QR y, aunque hay plataformas gratuitas que ofrecen unos servicios que puedan servir, lo cierto es que están completamente limitadas y no permiten exprimir su potencial tanto como debería.

Por suerte, empresas como QRty sí hacen las cosas de forma profesional, pensando también en los profesionales. Esta compañía ofrece una plataforma online a través de la cual puedes generar tus propios QR de forma sencilla, y no solo eso, también facilitan un seguimiento completo de las analíticas de uso de dichos códigos. Así podrás saber cuántas veces se usan, a qué información se accede con ellos y desde qué tipo de dispositivo, entre otros datos de interés.

Totalmente seguros de la calidad del servicio que ofrecen, en esta compañía dan a sus clientes un plan de prueba de 14 días por el que solo hay que pagar 50 céntimos. En el caso de querer usar sus servicios de forma recurrente, ofrecen también un plan anual que cubre los 12 meses del año a un precio de unos 16 euros mensuales. Además, ofrecen la posibilidad de cancelar el servicio y la suscripción, o también modificarla, en cualquier momento.

Accediendo a todo esto, el consumidor se encuentra con un sistema que permite crear QR sin límites, tanto estáticos como dinámicos. Hay una gran variedad de tipos disponible, que además se pueden editar y gestionar con total libertad y sin límites de escaneos, a diferencia de lo que suele ocurrir con otras empresas. Aun así, las dos claves de este servicio, además de la versatilidad a la hora de generar los códigos, son las completas analíticas que ofrecen y la enorme variedad de formatos de descarga disponibles. Lo hacen fácil, pero a la vez completo.

¿Cómo hago un código QR con QRty?

Para usar el servicio que ofrecen, lo primero que debes hacer es acceder a su web. A través del enlace qrty.mobi entras directamente en el portal donde se te da acceso al gestor para generar tus QR. Pulsas en el menú habilitado para ello y te pones manos a la obra. En décimas de segundo, tienes frente a ti un panel que te permite, en primer lugar, elegir el tipo de código a crear. ¿Quieres uno para una carta de un bar, prefieres algo que lleve a una galería de imágenes, uno para conectar a una red Wi-Fi, para compartir información sobre tu negocio? Cubren todas las necesidades posibles.

Una vez has seleccionado el tipo, y visto el ejemplo que ofrecen como referencia de lo que aparecería al escanear dicho código, toca avanzar. En el siguiente apartado empiezas a tantear el diseño del lugar destino, como son los colores, la información disponible en incluso el nombre del código para saber cuál es cuando estés gestionando todos los que hayas elaborado. Este apartado es el que más tiempo exige, porque debes preocuparte de cubrir toda la información que corresponda, con imágenes y textos si fuera necesario.

El último punto deja atrás el diseño del lugar destino para centrarse en el diseño del QR en sí. Eliges patrones de color, formas, si quieres que haya alguna imagen incrustada y todo lo que haga falta para darle un toque distintivo a la hora de leerlo. Las opciones no son pocas desde luego, y cada detalle cuenta si quieres que tu negocio o tu marca ofrezcan al público unos QR memorables y repletos de información de interés según el contexto.

El proceso es totalmente sencillo y la única labor que requiere es tener claro el tipo de contenido a ofrecer y el diseño con el que se va a plasmar. QRty se encarga del resto para que no tengas que preocuparte por nada y, además, con sus analíticas puedes ver si existen formas de optimizar el QR para que consiga su propósito con mejores resultados. Algo importante, sobre todo, si dicho código forma parte de un embudocon el que quieres convertir a un usuario en cliente o llevar a una compra.

Una plataforma abierta y accesible

La sencillez de QRty te permite trabajar con códigos QR dinámicos, por ejemplo, con total soltura. Si crees que hay algo que cambiar en una de esas creaciones dinámicas que has hecho, la plataforma de esta compañía te da todas las herramientas necesarias para que lo hagas sin complicaciones. Además, para quienes empiecen a experimentar con este terreno, ofrece algunas pautas y recomendaciones para hacer QR fáciles de leer y de detectar por cámaras de teléfonos móviles.

En definitiva, lo sirven todo en bandeja de plata para que puedas usar este nuevo recurso digital, o más bien, este recurso que está gozando de una nueva juventud gracias a la pandemia. Las cámaras integradas en smartphone han hecho que los códigos QR sean algo de lo más habitual en nuestro día a día y, si quieres subirte a este nuevo frente, ya tienes quien te va a ayudar.